Pandemia, default e impunidad

Cristina desconfía de la Corte Suprema. Por eso empuja la ampliación del número de miembros. Desea incorporar jueces de tinte progresista. Al estilo Zaffaroni
Opinión

El éxito de la cuarentena puede estar por convertirse en una trampa para Alberto Fernández. La política sanitaria defensiva adoptada tempranamente –con inteligencia-- por las falencias estructurales de la Argentina sirvió para demorar la curva de contagios. Pero esa curva y su letalidad, concentrada en Ciudad y el conurbano, empiezan a trepar en un momento inconveniente. Despunta el clima frío, propicio para el coronavirus y otras enfermedades respiratorias habituales. Se evidencia una fatiga social que obligó al Gobierno a un relajamiento del encierro en la instancia quizás de mayor riesgo.

Aparecen en esta nota:
Compartir

Cargando Comentarios

Noticias Principales

Buscar


Categorías Principales