MiniNoticias

La Masacre de Flores: el asesino que incineró a una familia por dinero

Fructuoso Álvarez González amenazaba con que mataría a José Bagnato y a su hijos si no pagaba los US$180.000 que le reclamaba; hace 26 años, prendió fuego la casa de su exsocio, en la que había cinco personas; fue condenado a prisión perpetua, y el único sobreviviente de la tragedia teme que cuando salga de la cárcel intente asesinarlo
Seguridad

Matías Bagnato tiene hoy 42 años, la misma edad que tenía su padre, José Salvador, cuando lo mataron, en uno de los mayores asesinatos múltiples de la historia criminal argentina. El 17 de febrero de 1994, Cacho, un exsocio de la fábrica de zapatillas de los Bagnato, incendió la casa en la que vivía la familia, en Baldomero Fernández Moreno y Pumacahua, y mató a José; a su esposa, Alicia Noemí Plaza; a Fernando y Alejandro, hermanos de Matías, y a Nicolás Borda, un vecino del barrio que se había quedado a dormir.

Aparecen en esta nota:
Compartir

Cargando Comentarios

Noticias Principales

Buscar


Categorías Principales