El complejo equilibrio del Presidente frente a los desbordes de su vicepresidenta

Cristina Kirchner abrió dos conflictos, con la cúpula del FMI y con Italia, que Alberto Fernández debió maniobrar.
Política

"No hay doble comando en la Argentina. Yo tengo la lapicera y los cartuchos de tinta. Hay mucha gente que quisiera que yo ignore a Cristina, pero no lo voy a hacer", afirmó ayer Alberto Fernández, durante una entrevista con radio Rivadavia. La frase, no sólo intenta revalidar el poder presidencial por sobre el de su vice, Cristina Kirchner, que fue quien aportó el grueso de los votos para el triunfo del Frente de Todos. También pretende llevar cierta tranquilidad en dos enfrentamientos generados por la ex mandataria. A destiempo, porque el momento es el menos indicado.

Compartir

Cargando Comentarios

Noticias Principales

Buscar


Categorías Principales