Un ataque a Cuba en el corazón de Washington

La investigación recién comenzó y no puede confirmarse todavía ninguna hipótesis sobre el autor del delito y único detenido, identificado como Alexander Alazo.
El Mundo

En el saco de José Martí se ve un orificio de bala de fusil AK-47 sobre su lado izquierdo. A 125 años de su caída en combate no es que lo hayan matado dos veces. Es su estatua, ubicada dentro de la embajada cubana en Washington. Tampoco es el único disparo que impactó sobre el frente y el interior de la sede diplomática. Más de treinta balazos dejaron su huella sobre las columnas dóricas, vidrios y paredes del edificio construido en 1917.

Aparecen en esta nota:
Compartir

Cargando Comentarios

Noticias Principales

Buscar


Categorías Principales