Mirá las obras que Antonio Seguí donó al Museo del Grabado

Sus hombrecitos "anónimos" recorrieron el mundo. Ahora , aportó 16 piezas de su colección para enriquecer una muestra enfocada en su rol como grabador.
Cultura

Sus obras están pobladas por graciosos hombrecitos anónimos de sombrero que -con paso que uno imagina ligero- parecen moverse en sus pinturas u observan el entorno, casi siempre saturado de colores. La estética nos remite a la infancia, a la inocencia de otro tiempo, aunque no desde la pura nostalgia o a solemnidad, sino a partir de una mirada que se revela a la vez poderosa y enérgica.

Aparecen en esta nota:
Compartir

Cargando Comentarios

Noticias Principales

Buscar


Categorías Principales